[ad_1]

Imagínese en una playa, un sol glorioso brillando sobre usted, las olas rompiendo suavemente en la orilla y un cóctel en la mano, la vida no puede ser mucho mejor que esto, ¿verdad?

Bueno, la próxima vez que estés buscando relajarte en lo primordial, te recomiendo que no busques más allá de las islas griegas del paraíso puro.

Como Grecia consta de 2 penínsulas continentales y miles de islas a lo largo de los mares Egeo y Jónico, es justo decir que tendrá más que opciones para elegir.

Con un clima mediterráneo distintivo, Grecia es conocida por veranos muy calurosos y secos, junto con inviernos suaves y lluviosos. Sin embargo, famoso por su magnífico sol, las posibilidades de lluvias prolongadas son raras. Sin embargo, los patrones climáticos pueden variar debido a los dictados del paisaje y la distancia desde la costa.

Por ejemplo, las áreas del interior serán diferentes de las montañas altas, y el sur es más cálido y seco que el norte. Con las estaciones cálidas y secas entre abril y septiembre, las estaciones templadas y húmedas comienzan de octubre a marzo. Entonces, dependiendo de si eres un adorador del sol o una criatura de la cultura, es posible que desees considerar en qué época del año te aventuras en este país sublime.

Hablando de cultura, la cultura griega ha evolucionado enormemente durante miles de años y todavía se considera el lugar de nacimiento de la civilización occidental. La mayoría de las costumbres y tradiciones son de carácter religioso, siendo la Pascua la celebración más importante del año, tanto que los griegos habrán tenido celebraciones y preparativos en marcha dos meses antes.

Si te apetece probar la vida como griego o simplemente quieres ser parte de algo especial, te recomiendo encarecidamente que visites Grecia durante la Semana Santa.

Cada isla y continente tendrá su propia preservación única de la historia antigua, sin embargo, no hay nada mejor que como se encuentra en Atenas. Al ser la capital del país, la ciudad atrae a más de 22 millones de turistas al año y, dado lo mucho que hay que hacer, puedes entender las razones. Puede realizar un recorrido en un autobús de dos pisos con techo descubierto, que le permite rastrear la historia y la cultura de Atenas.

Puede visitar museos de fama mundial con vistas inconcebibles de templos antiguos. Si le gusta la idea de estar cerca del agua y no suele sufrir mareos, puede probar un viaje en barco donde visitará el puerto principal y algunos de los puertos circundantes, y también visitará un pequeño puerto pesquero que alberga un museo náutico que ha sido muy apreciado por muchos visitantes. Para los adictos a las compras, ¡también hay más que una variedad de oportunidades de compras dentro de la ciudad!

Durante su estadía en Grecia, no solo hay una variedad de lugares para visitar, sino que también hay una gran variedad de alojamientos en los que alojarse. Ya sea que prefiera la idea de un pequeño apartamento peculiar en la ciudad a una lujosa villa de vacaciones griega en una isla apartada, cada isla y continente tendrá algo único que ofrecer. Algunos de los mejores alojamientos del país se pueden encontrar en la pequeña isla de Paxos, al sur de Corfú.

[ad_2]

Source by Doreen Dendias