[ad_1]

Resumamos la historia antigua y original de Adán y Eva, y luego veamos en qué encajan la ciencia, la arqueología, la antropología y la Biblia.

¿Por qué deberíamos creer la historia?

Primero se remonta a 8000 a 10,000 a. C.

En segundo lugar, fue escrito, quizás 1400 a. C., por lo que tiene más de 3400 años. Pero, ¿por qué seguir creyéndolo? Quiero decir, ¿por qué no ponerlo en la categoría de cuento de hadas como lo hace el científico?

Si hiciéramos eso, La epopeya de Gilgamesh, que se remonta al 2700 a. C. y fue escrita en piedra alrededor del 1700 a. C., tendría que colocarse en la misma contigüidad.

Además, el Rey Arturo, que se remonta a 400 a 500 d. C., fue escrito por primera vez por los franceses en el 900 d. C. y los ingleses en el 1100 d. C., más o menos.

Además, tendríamos que poner la historia de la historia de Troya de Homero en esa categoría, y la parte de Vergil.

A lo que, en un tiempo fue una fábula, hasta que desenterraron Troya en Asia Menor, o Turquía, en el siglo XIX.

Y ahora reconstruido a la mitad, descubriendo que tiene una historia que se remonta al 2900 a. C., o casi 5000 años.

¿Qué hay de Napoleón? ¡Estoy seguro de que todo lo que he leído no es políticamente correcto!

¿Quizás nunca lo fue?

¿O Alejandro Magno? 333 a. C., o Platón, 400 a. C.

Ves que tenemos que cuestionar todo.

El punto es que Adán y Eva eran reales, la historia lo ha indicado, y no eran un Homo erectus, ni un Neandertal, ni una Lucy de África, eran seres humanos como tú y yo en el Jardín del Edén que ahora está en Irak.

¿Cómo puede ser esto si la ciencia y la física dicen lo contrario?

Acabamos de descubrir Black Holes, todavía un misterio, y todavía una teoría cuántica, lo que significa que no se puede probar más allá de toda duda.

Sabemos que existen ondas gravitacionales, recién confirmadas en 2016. Pero lo sabemos desde hace casi 100 años.

Tenemos una teoría sobre los agujeros de gusano, donde si puedes encontrar uno abierto, recorrerlo en un instante, estarías en otro universo.

Ahora hemos descubierto huesos en Inglaterra que se remontan al año 12.000 a. C., para Homo sapiens, haciendo fuegos y armas con punta de pedernal.

Existe una nueva teoría llamada evolución progresiva. Es decir, en determinadas circunstancias, con la mutación exacta implantada, la evolución o la transformación, o incluso una metamorfosis, el hombre o el animal pueden adquirir un rasgo y desarrollarlo en unas pocas generaciones, si no décadas.

Ahora tenemos ciencia ficción de Star Trek, una vez usaron teléfonos celulares en la década de 1960, ahora los tenemos.

Nuestros científicos inventaron jugo de naranja en polvo, para usar en misiones en el espacio exterior, hace una generación.

Ahora volvamos a Adán y Eva.

La historia ha demostrado que esta leyenda ha durado la prueba del tiempo.

Si el Edén existiera, podría haber estado en una burbuja, en otras palabras, para llegar a él tendrías que encontrar el gusano entero, y era invisible para la tribu nómada fuera de él.

Además, el árbol del conocimiento y el fruto en cuestión, metafórico o no, fue una traición a Dios, primero por Eva y luego por Adán.

Es decir: a quién le importa realmente si era una manzana, una naranja, un plátano o un higo, lo más probable es que fuera una fruta, pero para contar una historia de 800 páginas y ponerla en un libro de una página en Génesis, Lo llamaré manzana.

En cuanto al árbol, tal vez era un árbol o un huerto, de nuevo, realmente no importa, la intención de la traición es importante. ¡Podría haber sido un arbusto!

El caballo de madera que retrató la invasión de Troya, podría haber sido un caballo al galope en los cielos en sonido y teoría, y en el fondo el rugido de un terremoto, o similar, quién decir.

El punto principal es que la corrección política no pertenece a la versión, solo para los científicos. La historia no cambiará de una forma u otra para el lector: Troya fue destruida a partir de entonces por un ejército, esperando la tormenta, o el caos, o el caballo, o el terremoto que puso a Troya a 29 metros bajo tierra.

Ahora volvamos a Adán y Eva.

Aquí están en el Jardín del Edén, y Satanás entra por el agujero de gusano, encuentra el árbol del conocimiento e invita a Eva a cenar.

¿Qué nos está contando realmente el escritor de esta historia?

En el Libro de Job, Dios le dijo: «¿Sabes todo lo que tengo en mi cuarto de tormentas?»

Y Job dijo «No»

Y creo que Dios infirió: «Sé que tú no lo sabes, y tampoco sabes qué hay detrás de toda esta pesada vida que te he dado, una vez rey y ahora pobre».

¿Por qué Job no pudo pensar en el futuro y decir: «No pensé en eso»?

¿Por qué el científico no dice eso? En lugar de intentar demostrar lo improbable, ser la respuesta correcta solo para descubrir una década o una generación después, todavía tienen que reescribir la historia.

Si sacas a Adán y Eva de la ecuación, tienes que sacar los Agujeros Negros y los agujeros de gusano, y esas 100 galixias que ahora hemos descubierto detrás de la Vía Láctea, porque tal vez todas esas galaxias no son galaxias, solo soles y estrellas, con materia fragmentada y esparcidas por todas partes, sin fronteras.

Verás, la vida es simple y compleja.

Lo que no sabemos, quizás no lo necesitemos saber para este tiempo y período.

La fuerza angelical nació en el cielo, y ellos tampoco conocen toda la historia, por eso cuando mueres, digamos que eres digno de tu sal y vas al cielo, el sentido común dirá ángeles, y especialmente tu ángel de la guarda te preguntará cómo fue ser humano.

Eso trae a colación otra declaración: Jesucristo dice en el Nuevo Testamento, infiriendo que él es «El Hijo del Hombre», más a menudo que «El Hijo de Dios».

¿Por qué?

Estaba orgulloso y emocionado, y sintió que el trabajo de él y de su Padre era sustancial, en el panorama general de la creación, le gustó la frase, y a nosotros también nos debería gustar.

Evolución, ¿es real o ciencia ficción?

Esto es algo que tienes que elegir. Algo lo es, y la mayoría si no lo es.

Los asteroides han chocado contra la tierra en el pasado y, por lo tanto, se produjo la extinción de los dinosaurios, pero piénselo, ¿podríamos tú y yo vivir con esas grandes criaturas en el siglo XXI?

Hubo edades de hielo, pero crearon caminos para la migración a través de Europa a América del Norte, hasta América del Sur, para formar nuevas civilizaciones, como la Inca o Maya, etc.

Pero volvamos a Adam e Even.

Después de ser arrojados al Jardín del Edén, llegaron a conocer el mundo que los rodeaba.

Eva dejó a Adán durante 130 años, tuvo otros hijos y regresó. Y su simiente fue hasta los días de Enoc, el séptimo de la generación de Adán, y todo el camino hasta Noé.

La pigmentación de la piel quizás cambió, y la altura de las razas quizás se hizo más alta, y llevaron una idea a otra generación, por lo que las leyendas se transmitieron de boca en boca.

Así que se puede decir mutaciones, y el cambio siempre está en movimiento.

Cuando nació Abraham, también lo fue la nación judía, alrededor del 2000 a. C., Job es una leyenda de los judíos, que data de alrededor del 2200 a. C., transmitida.

Como es la historia de Adán por Moisés.

El tres por ciento (3%) de los humanos tenemos el gen de Neandertal en nosotros, junto con los genes de Adán en nosotros, junto con los que están fuera del Jardín del Edén.

El gen de Neandertal nos protege de las enfermedades, y el gen de Adán nos lleva a la comprensión de Dios, la parte espiritual de toda nuestra constitución que necesitamos como seres humanos: los elementos psicológicos, sociológicos, espirituales y físicos dentro de nuestra estructura genética, incrustados en nuestros cromosomas, o ADN, si no está ahí, entonces somos infrahumanos.

Adam, nos dio mucho en qué pensar.

Me doy cuenta de que las mujeres, algunas mujeres no preferirían la parte de la Biblia que dice que provienen de la costilla de Adán.

La costilla de Adán, junto con el resto de su cuerpo, tiene una cosa, que el mundo exterior del Jardín del Edén no tenía, y ese era el aliento de Dios, en su médula ósea, y ahora las mujeres también lo tenían.

Y para cerrar esta especie de historia, quiero decir que Dios se dio la vuelta y le dio a las mujeres el privilegio de dar a luz a la humanidad, es una especie de compensación, así que lo veo de esa manera.

Y hoy es el día de mi madre, ella fue a ver al Señor, hace trece años, y todo lo que puedo decir al respecto es que Dios le dio a las mujeres un gran regalo.

# 5292/1 de julio de 2016 / Dedicado a Elsie T. Siluk

[ad_2]

Source by Dennis Siluk Dr.h.c.